25.10.06

Zitarrosa y Atahualpa, you funky!


Uno de los grandes compositores argentinos, interpretado por un Uruguayo inmenso.


A modo de curiosidad voy a contar la historia de un libro que tuve un tiempo en mis manos. Parece ser que Fontanarrosa se conocía (o eran amigos, no conozco a fondo esa parte) con Alfredo Zitarrosa. Al otro día de partir este último para el exilio en España, Fontarrosa le da uno de sus primeros libros a un amigo en común (que también se iba a exiliar a España), con una dedicatoria, en la inconfundible letra del Negro, que decía “Para Alfredo con un gran abrazo rioplatense. El negro”.

La cuestión es que este amigo en común nunca más volvió a ver a Zitarrosa, y tras volver a la Argentina fue profesor mío. Un día me prestó dicho libro y lo tuve como cuatro meses. Hasta hoy no sé si hice bien en devolverlo, al menos debería haber hecho la prueba de pedirle que me lo regale.


Los hermanos



Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar
En el valle, la montaña,
en la pampa y en el mar
Cada cual con sus trabajos
Con sus sueños cada cual
Con la esperanza delante,
con los recuerdos detras
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar

Gente de mano caliente
Por eso de la amistad
Con un lloro pa’ llorarlo
Con un rezo pa’ rezar
Con un horizonte abierto
Que siempre esta mas alla
Y esa fuerza pa’ buscarlo
Con tezon y voluntad.

Cuando parece mas cerca
Es cuando se aleja mas
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar.
Y asi seguimos andando
Curtidos de soledad
Nos perdemos por el mundo
Nos volvemos a encontrar.

Y asi nos reconocemos
Por el lejano mirar
Por las coplas que mordemos
Semillas de inmensidad.
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar

Y asi seguimos andando
Curtidos de soledad
Y en nosotros nuestros muertos
Pa’ que nadie quede atras.

Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar
Y una hermana muy hermosa
Que se llama libertad

7 comentarios:

Jimenita dijo...

grosso...

sí que hiciste bien en devolverlo ;)

La Coneja dijo...

Sin ánimos de ofender, mi profesor de física de la secundaria me dijo: " Existen dos clases de boludos: el que presta los libros... y el que los devuelve"...
Le aseguro que usted hizo bien, pero estuvo flojo en no aprovechar para el mangazo.

Saludos Conejeros

Pvncho dijo...

jimenita: tanto tiempo, gracias por hacerme sentir bien. Muchas veces cuando lo cuento me dicen "pelotudo como no te lo quedaste"

la coneja: es verdad, el mangazo es gratuito, a parte ese libro tampoco era para él.

Chancho Piluqui dijo...

Estimado, si no me equivoco el último párrafo está usado casi textualmente en una canción de Calamaro....

Recuerdo que una vez escuché una entrevista muy buena que le hicieron a Zitarrosa en España. El periodista arrancó como el culo, porque lo presentó como un "cantante popular argentino". Ahí nomás Zitarrosa se puso de punta y le cantó las cuarenta.

El violín de Becho. Daría un brazo por escribir una canción así. El problema es que sin ese brazo no podría tocarla.

Pvncho dijo...

chancho: ja, es verdad sobre todo los dos últimos versos, parecen unas especie de constante en la poesía Calamarezca.

Los uruguayos empezaron con Zitarrosa y después fueron por Gardel, ¿qué viene ahora? van a decir que Victor Hugo Morales es oriental. Algunos países tienen problemas de territorio, pero con los uruguayos tenemos problemas de personalidades. Aguante el mate, que es bien argentino...

Maru dijo...

Hiciste bien en devolver el libro (creo). Yo también siempre fui medio lenta para ese tipo de cosas.
Eso si, la duda de si te lo hubiera dado no te la vas a sacar más...

Anónimo dijo...

Tranquilo que al Uruguay no le falta. Nos ha dejado a Julio Sosa. Tiene a Jaime y no nos olvidemos del genial Leo Maslíah. ("...Un tipo le dice a otro yo soy pank")

http://www.compaysegundo.com.ar
Un abrazo, chamigo. (Chamigo: Mezcla de "Che" con "Amigo")