8.11.06

Los sobrecitos con plata



(Si no tenés ganas de leer)

Desde 1995 abuela Paca dejo de pensar en regalos de navidad para sus nietos, entendiendo que lo mejor para un chico era darle el dinero y que este lo gastase en lo que fuera de su agrado. De alguna forma, percibió que ya no podía dar con los gustos de esa generación lejana.

Abuela Paca siempre firmó los regalos con un “de los abuelos”, aunque abuelo Pepe nunca haya movido un dedo. Los reiterados ataques de la neuralgia del trigémino hicieron que la medicación de abuela Paca fuera gradualmente aumentando. Esa es la razón que aduce, cuando ve su letra temblorosa en la etiqueta de los regalos.

Para una maestra (no solo de profesión sino de lo que llaman alma) perder la redondez de las letras probablemente sea más duro que observarse las arrugas en un espejo. Un día escuché a Tío Rafa y a Fede decir que el pulso inestable de la abuela más que al Tegretol se debía a un leve Parkinson.

Escribo esto mientras veo el sobre con la letra temblorosa y pienso: los objetos son telesféricos. De un lado estoy yo en Rosario, del otro los sobrecito con los nombres de los cinco nietos y todas las navidades juntas. Este ahora del sobrecito, es un telesférico que me lleva directo a mi abuela, tanto como el olor de su rouge o la foto que está en el living.

14 comentarios:

Maru dijo...

Ya te lo había dicho. Me gustó muchísimo.
Mi abu también optó por regalar plata, al menos al grupo de los "nietos grandes", a los más peques aún les compra los regalos. Es la forma más fácil. Todos quedamos contentos y ella pierde menos tiempo eligiendo. Aunque de vez en cuando es lindo que te compre algo, porqeu te das cuenta que buscó y que por alguna razón esa cosa le hizo acordar a vos o pensó que te gustaría, eso tb está bueno.
En fin... me fui por las ramas, bah no tanto...
Besos

Pvncho dijo...

claro, con mi prima más chiquita pasó lo mismo, pero ahora ya está la categoría plata.
Es verdad lo jodido es que se pierde eso de que buscaron algo pensando en vos la guita es más fea, pero bueno las abus entran en años, y lo bello pasa a ser leer la letra tembleque que dice "para panchito de los abuelos"

Anónimo dijo...

Yo guardo sobres de hace casi diez años. Ya están más que vacíos. También, en algún momento, pensé que regalar dinero era un poco efímero; hoy veo los sobres, escritos por abuelos que ya no están, con el cariño incondicional que siempre tuvieron por sus nietos, y veo que ese sobre vale, emocionalmente, mucho más que cualquier otro regalo tan efímero como el dinero.

Chancho Piluqui dijo...

Cada tanto mi abuela me regalaba plata en alguna ocasión especial, como una fiesta o cumpleaños. A mí me daba la impresión de que eso significaba que mi abuela confiaba plenamente en mi criterio. Era como una demostración de respeto, si querés, una manera de considerarme "grande". A veces se iba al carajo, como cuando le decía a mi vieja que yo a mis diez años ya podía leer las Sex Humor que ella (mi vieja) tenía. Claro que de todas formas las leía. En fin.

Abrazzo.

Pvncho dijo...

anónimo: a mi no se me había ocurrido coleccionarlos. Parace que este tema es una costumbre muy abuelera.

piluqui: es verdad, yo también lo tomé como una cuestión de "ya estas grande y sabés elegir". Las sex Humor, mi viejo también las tenía y yo las miraba pero cuando una amigo me mostró las playboys de su papá, supe que el mío era un gil. A mi me compraban el Humi.

sipo dijo...

noooh! q buen post pancho... y eso q tus abuelos no daban por vos más q unos pocos pesos en esos sobres

Pvncho dijo...

es verdad nunca me alcanzó para comprarme una PC, si fuera nieto de Macri la cosa sería distinta

Mantis dijo...

Yo prefería que llegadas las ocasiones de regalos, me llevasen a comprar cosas (aunque fuese dos semanas después, con atraso), porque eso de darte plata es engañoso y a veces restringe.

En vez de darme 30 pesos, era más negocio ir a comprar un pantalón, que en una de esas salía 35 y bueno... por 5 pesos la abuela no se iba a someter a mi cara de desgracia y fastidio durante el resto del año...

Sigo haciéndolo. Así conseguí, hace diez días, los zapatos que en este momento calzo. Y el cinturón que me envuelve. Gracias, tía.

Aguale dijo...

Excelente lo de "los sobres con plata", muy nostálgico, me llegó. agregado el blog a favoritos, procuraré pasara seguido a partir de ahora y mientras tanto me pongo al día leyendo los temas anteriores.

SaludosX
K-Aguale

La Coneja dijo...

Creo que mi vida no sería la misma sin "los sobres del abuelo". Viejo hermosísimo que prepara los sobrecitos de navidad para los nietos aproximadamente en Agosto para que no se le pase. Y aunque ya hayan cumplido 30, estén casados y buscando hijos eso no le importa...Cómo lo quiero...
Gracias Pvncho.

Saludos conejeros

PD: lo releí y sonó muy materialista... aclaro que el cómo lo quiero es puro sentimiento no monetario.

Pvncho dijo...

mantis: la táctica esa está buena, a mi mucho no me funcionaba porque me daba vergüenza llevar algo caro.

myterons: gracias. Saludos.

coneja: no, no quedo materialista para nada. De nada, saludos.

Maru dijo...

Panchitus, el pueblo pide posts (y no desafina)

Señorita Cosmo dijo...

Mi abuela me regalaba cosas espantosas.
Carteras llenas de flores, adornos colorinches, ropa que compraba lisa y les hacía unos bordados estrambóticos... Eso era terrible, por que me regalaba con tan buena onda que el hecho de "abrir" un regalo de ella y saber de antemano que había que actuar la sorpresa y la alegría hacían que la "antesala de la apertura" se convirtiese en pesadilla por que juro que tener que abrir un regalo de mi abuela me daba miedo.

mjc dijo...

increíble anécdota! Muy tierna,sobre todo porque me inundan ganas d ver a mi abuela, quien ella sigue insistiendo en regalar cosas q pueden gustarle a uno, y a veces no se aleja (demasiado) Sin embargo por ahí se le escapa, con cara d 'hubiera querido tener el tiempo', con una mirada penetrantre, cristalina y pura, de esas q tienen las abuelas, un: "Tomá, comprate lo q t gusta, pero perdoname es q no tuve tiempo".