12.3.07

Cosas que pasan

El sábado comiendo un asado con mi viejo me contó una anécdota que me hizo reir mucho:

(Fede, Papá y Pvncho)

Estaba por hacerle una cesárea a una vaca, era una noche con un viento bárbaro. La cuestión es que antes de empezar él esterilizaba todo el instrumental con un liquido que se disuelve en agua (G6, antiséptico) la cuestión es que para calcular la cantidad de dosis en agua el siempre llevaba una cuchara que había perdido, entonces le pide al dueño del campo una cuchara de café. El tipo le dice que enseguida se la trae y sale rumbo a la casa, que estaba a unos quinientos metros de donde se encontraban. Para esto, todo el circo armado, la vaca anestesiada, y el auto con las luces apuntando la zona por donde se debía operar(*). El tiempo empieza a pasar y a mi papá le asombra que el hombre no aparezca, ¿le habrá pasado algo? piensa. La cuestión, es que después de un tiempo largo, empieza a ver una silueta que se acerca a un paso muy lento entre el viento. Cuando al fin llega y le entrega la cuchara mi papá ve que la misma estaba llena de café... no le quedó otra que tirar el café a la mierda y poner el G6, la cesárea debía empezar de inmediato.

* Este es un detalle que puede resultar pintoresco para quien nunca estuvo en una cesárea animal de noche, cómo estas se llevan adelante en el medio del campo y se necesita mucha luz la única fuente que lo puede proveer es el vehículo del veterinario. Sí, sí a las vacas también se les da por parir de urgencia y en cualquier horario.

11 comentarios:

Bender dijo...

Como la vez que mi abuela pidió que le pongan un vaso de agua a la carne. El vidrio en el horno puede estallar.

Uno de los ocho dijo...

Su padre es perturbadoramente parecido a mi tío pedro, el neuquino...

Max dijo...

capaz que el hombre pensó que tu viejo quería una cuchara de café para despertar a la vaca y preguntarle si estaba segura de su desición

Meru dijo...

awwwwww
me dio mucha ternuraaa!!
jajajja no se, no habría podido tirar el café delante de él... capaz hasta me lo hubiera comido así delante suyo cosa que pensara que me fue útil (?) pero me dio mucha pena! ...

DrGEN dijo...

Estamos a punto de presenciar la muerte de uno de los más emblemáticos signos histórico culturales de la ciudad de Rosario. El Cine El Cairo, podría cerrar sus puertas para siempre.
El edificio histórico fue puesto a la venta por sus dueños, motivo por el cual la Compañía Monumental (actual gerenciadora del cine) podrá seguir alquilándolo hasta el mes de junio, mes en que vence el contrato. El precio del inmueble: 700.000 dólares, cifra que hace suponer lo reservado del pronóstico del "enfermo".

Pero, no está muerto quien pelea! La voluntad y movilización ciudadana puede ser la medicina maravillosa que lo rescate de esa condición para colocarlo nuevamente en su sitio de privilegio: El de ser la única y última sala que queda para dar testimonio de la época de gloria del cine, y continuar siendo parte del patrimonio histórico edilicio de la ciudad.

Para enterarte qué estamos haciendo para salvarlo, ingresá a:
http://doctorgen.blogspot.com/

Vos podés ayudar haciendo difundir esta propuesta, sólo tenés que poner una pequeña imágen en tu blog, no se te cumplirán 3 deseos ni tendrás 10 años de buena suerte, pero tal vez te sientas bien sabiendo que vos también ayudaste!
Gracias!

Señorita Cosmo dijo...

A mi también me dio pena y lo peor de todo, es que yo hubiese hecho lo mismo que Meru. Me lo hubiese comido.

Rodrigo dijo...

Excelente equilibrio el de ese señor. Quinientos metros con el café en la cuchara es sencillamente increíble!!
Ah y el café se toma, no se come, chicas...

Rodrigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pvncho dijo...

bender: jaja a veces es increíble las cosas que algunas personas pueden llegar a interpretar.

uno de los ocho: tal vez tengamos un abuelo en común.

max: jaja miré al final yo venía tan apurado y la anestesié así de una sin preguntarle si era de su agrado...

meru: sí a mi tb me dio un poco de pena, pero no se cómo hubiera reaccionado depende de la confianza.

Drgen: ya me estoy sumando

seño cosmo: no lo dudo usted parece ser una muy buena persona.

Rodrigo: después de que me lo contó yo me puse a probar que tan difícil era, y al menos con las cuchara de mi casa, no es para tanto; más que equilibrio hay que tener paciencia, lo que si no sé cuanto café habrá llegado.
Tiene usted razón, a menos que por café se entienda el grano, que hay sí se debería comer.

Silvia Macario dijo...

Pvncho:
Muchas gracias por adherir a la campaña del rescate del Cairo!
Acá el chiflido: Si podés, invitá a tus blogger amigos a hacerlo también.
Muchas gracias, y seguimos en campaña, en este caso no electoral y por ende, sin más interés creado que la protección de algo tan rosarino como el Negro olmedo o el Negro Fontanarrosa.
Saludos!
Sil (co-equiper de cruzada e idealista obsesivo compulsiva)

Lucas dijo...

Ahora, el tipo es un maestro; llegar adonde estaba tu papá en el medio del campo con una chuchara de café con café, en plena la noche y con viento?... Sin duda, si hay una competencia de posta llevando huevos en cuchara yo quiero que ese tipo esté en mi equipo.... ya cante pri!