5.10.07

Filme le estamos sonriendo*

Mientras pongo la yerba con la lata de tomates en la bolsa de nailon; la miro abstraída. Ya sé lo que va a pasar: antes de que la cajera diga el importe final ella lo va pronunciar rápido “veintitrés con sesenta y ocho”, la cajera, no reparará en lo que para mi, a pesar de ser rutinario, no deja de ser asombroso; y no hablo del calculo en sí, sino del placer que le provoca ese juego de abstracciones.


Recogemos las bolsas y ella me besa, le gusta besarme en lugares públicos, sin importarle el cartel que dice “no se bese lo estamos filmando”. En ese instante pienso que soy un tipo feliz.

* Frase robada a mi amigo Santi

2 comentarios:

un ermitaño sociable dijo...

Qué suerte tenemos los que tenemos suerte Pvncho...

Pvncho dijo...

Sí de una, pero como dice el refrán de vieja: a la suerte hay que ayudarla.