2.1.08

Crónicas cariocas

Finalmente el último día posible Maru consiguió la visa, y estamos en Río, gracias a los que aportaron ayuda.

Año nuevo carioca - El metro

Tenemos un boleto para el metro que nuestro contacto en Río compró por anticipado, es para viajar en el horario de 22 a 23. Estación Gloria, fallamos en el primer intento de poder entrar, segundo intento, dividimos el grupo original de siete en tres, logramos entrar. Apretados y con los brazos para arriba, la presión del ambiente hace que no nos caigamos. Nadie más puede entrar pienso. No, en las próximas tres paradas van a entrar 10 personas más sólo por nuestra puerta. Es un desafio a mi fobia social, creo que si sobrevivo a eso soy inmortal.

Nadie cerca habla español, pensé que iba a entender algo. Pero nada. Ahora un negro grandote, se paro en la puerta y no deja que nadie más entre, alguien saca una foto, otros cantan, la mayoría esta vestido de blanco, el segundo color es el amarillo, esta repleto de mujeres con una antenitas blancas en la cabeza que dicen "Ano novo 2008". Por momentos se me cae el brazo y creyendo estar apoyandolo en Maru noto que tengo mi mano sobre el hombre de un garoto, que no nota mi confusión. Otra parada, ya no sube nadie, un grupo canta, otro, sale afuera para sacar un foto al tumulto. Suben las acciones que dicen que sobrevivo en la apuesta interna entre mis yos.

Sequeira Campos I love you, pienso cuando veo el nombre de la parada. No lo puedo creer, me toco para confirmar que estoy vivo, mientras no encontramos con el resto del grupo y la multitud nos lleva para afuera. Que iluso, afuera la multitud es a un mayor, en Oglobo decía que se esperaban unos 4 millones de personas y yo, en los 2km de playas de Copacabana.

Continuará (si puedo) ----

1 comentario:

Cualquier Boludo dijo...

La odisea de viajar en metro. Sin ir más lejos hoy me pasó algo parecido en uno que me tomé para ir a hacer un trámite. Por momentos la ventilación fallaba y pensaba "si me agarra un ataque de pánico me muero en el acto". Y no es por exagerar, pero en ambientes así cerrados si no hay una brisa de aire fresco siento que no puedo respirar.
Saludos.