8.4.08

Día de babas

A fines de Febrero salí a cazar un día de babas. Rosario había amanecido toda pegoteada, como si del Paraná le brotara una conjuntivitis. Hacía un año yo había investigado el tema. Se trata de un fenómeno extraño que usan unas arañas para conquistar nuevos territorios.

Agarré mi Sony y salí a tratar de retratar un fenómeno por demás invisible a la vista de un objetivo fotográfico. Pensé escribir algo así como una crónica explicando que por donde iba encontraba hilitos flotando pegados por todas partes. Y a pesar de que el fenómeno es más que notorio, pocos son conscientes de la magnitud del mismo. En toda la ciudad ese pequeño insecto estaba presente. Publicidad viral de la naturaleza.

Nunca encontré la forma o el tiempo de ordenar el relato y las fotos me quedaron colgadas. Así que acá les dejo el resumen de ese día. Sin palabras, cada uno ordenelo como le parezca.

Hay dos fotos que no tienen nada que ver, pero son fuertes testimonialmente. La primera habla por si sola. La última (también la penúltima) corresponde a un hecho trágico/anecdótico que sucedio el día de las babas, mientras yo buscaba arañas.




4 comentarios:

Maru dijo...

Me gustan las babas. Vamos a ver si el 1ro de mayo están como el año pasado.
En un documental vi que eran el resultado de la forma de trasladarse de las pequeñas arañas. Apuntan su culo pa' arriba y tiran un chorro de baba hasta engancharlo en algo, y luego moverse por ahí, cual spiderman. Ya te lo había contado, pero lo comparto con el resto de la gente que pase por acá.
Besos

Araña con antifaz dijo...

Resulta que ahora la culpa la tenemos nosotras??? nananana!!! Esas babas son de los ovnis (al menos eso me dijeron desde que era chiquita)

La primer foto la vi en el blog de Zamba. Es terrible.

Beso y a la señorita que comento arriba mio también

Maru dijo...

Se me cae la baba... por el post que ¿se viene?

Pvncho dijo...

maru: que tierna simpática y compartidora, esperemos que vuelvan el 1 de mayo las negras arañas.

araña: tampoco son tan malas las babas del diablo, a mi me copan.

maru: yasta.