10.9.08

Después de que en 12 horas pasara por una reunión de consorcio, una cola interminable para sacar el pasaporte y otra para el cambio de domicilio. Llegar a mi casa, ir a comprar dos costeletas y que el carnicero me diga "que necesitas campeón", me parece un acto de ternura desenfrenada para este mundo.

11 comentarios:

Maru dijo...

Y no sabés lo que te espera cuando me veas, campeón.

Sebastián dijo...

¿Te mudaste? ¿Ya no sos más del barrio? ;-)

Pvncho dijo...

maru: epa.

Seba: digamos que ahora soy legalmente del barrio.

Rosarioso dijo...

Todo logro tiene su costo.

Saludos

Fede Picone dijo...

Yo recuerdo nostálgico al almacenero que te daba una galletita de la caja para que pruebes...son cosas que prácticamente no se ven, de hecho a los que hacen las galletitas ni les conviene venderlas en caja xD.

Fede Picone dijo...

Yo recuerdo nostálgico al almacenero que te daba una galletita de la caja para que pruebes...son cosas que prácticamente no se ven, de hecho a los que hacen las galletitas ni les conviene venderlas en caja xD.

sabrina dijo...

Hola Pancho!
escribo para darte las gracias por tu ayuda para armarme el blog.
denanas.blogspot.com ya
esta online!
un beso,
sabra

Juligz de los pagos del Bragao dijo...

Primo la verdad
es q en una ciudad como es rosario
debo felicitarte
a vos y al carnicero
es realmente un acto de ternuraa
pero mi vecino Tatin,
no es por desilucionarte pero...
me canta cuando paso para ir a la escuela jajajajaja.
Flor de personajes hay aca en Bragado!!
Besos primonn!!!
te quiero muchoo!!

Acqua dijo...

Es como un: "¿Qué te doy linda?"
Besos más

Fede dijo...

Lejos de ser tierno mi carnicero es abominable. Sobre todo cuando me dice: - Qué te doy flaquito?

Frescura dijo...

jajaja qué horrible que es hacer trámites