13.5.12

Buitrago y la revolución interna


Buitrago camina por la calle, el frío de mayo le anestesia la nariz, sostiene la mirada en un punto infinito y lleva los pasos largos que dejan todo atrás. Piensa en las cosas que alguna vez lo hicieron feliz, se exprime para recordar un picnic del día de la primavera en su primaria, él imitaba a Sandro y todos se reían, trae a su mente el día después de su primer beso con Laura caminando las mismas calles que ahora con una sonrisa. ¿Qué es la felicidad? - se pregunta como si no fuese una de las preguntas más gastadas por el ser humano.

Llega al gimnasio, en el mostrador toma el folleto con las actividades que incluye la cuota y se dice ¿por que no? y se anota en una clase de salsa. A la salida piensa tirar algunos curriculums ¿de qué voy a trabajar? Quiere hacer algo que no consista en ser invisible, quiere tener compañeros de trabajos, cervezas los viernes a la salida, compañeras con uniforme, pero eso no es ningún trabajo piensa y ser ríe solo

¿Dónde empiezan las revoluciones? piensa Buitrago desde el piso 9 de su departamento y mira las luces de la ciudad que empiezan a encenderse, es un Che Guevara de la fabrica fordista del desanimado del siglo XXI. La revolución interna, le gusta la palabra, como a todos, hasta le siente un sabor en la lengua, pone un tema de los Cadillacs y se pone bailar solo.

No hay comentarios.: